29 dic. 2008

RM HOMBRO

Resonancia Magnética de la Articulación del Hombro

La resonancia magnética de la articulación del hombro, es una de las RM de Músculo-Esquelético más incomoda de hacer, ya que la zona a estudiar está junto a la caja torácica, la cual está en continuo movimiento por la respiración y el movimiento cardiaco. Normalmente los pacientes, que se tienen que hacer esta prueba tienen problemas para movilizar el brazo, con lo cual, no podemos inmovilizarlo de la forma que queremos, y a todo esto, hay que sumarle que la prueba tardará mínimo unos quince minutos.
Esta prueba, es totalmente inocua, no es dolorosa, no hay radiación por RX ni efectos secundarios. El único inconveniente es ser portador de un marcapasos o algún aparato electrónico que controle una función para el organismo; así como ser portador de prótesis o implante ferromagnético.
La prueba se realiza en posición supina (boca arriba) con el brazo y antebrazo afecto, a lo largo del cuerpo, y en posición neutra, siempre que la patología lo permita. Cuando la posición no sea la correcta, hay que indicarlo en la petición para que el radiólogo lo tenga en cuenta a la hora de valorar el estudio.
Se le explicará al paciente que tiene que estar totalmente quieto sin moverse durante el estudio, se proporcionarán tapones para los oídos, antifaz si el paciente lo cree conveniente, así como un avisador acústico para que avise al técnico sobre cualquier problema que se le presente durante la prueba. Se le indicará que respire normal, pero que no se agite, ya que, influirá negativamente a la calidad del estudio, se explicará que estará vigilado en todo momento.
Una vez posicionado el paciente, y se le haya instruido para la prueba, se comienza el estudio.

El siguiente estudio que les muestro está realizado con un aparato de 1,5 Tesla imán convencional.
La bobina a utilizar en este aparato para el hombro es la de cuadratura rígida, hay dos tamaños grande y pequeño (como pueden ver en la siguiente fotografía), pero se pueden utilizar bobinas flexibles de superficie.

BOBINAS

En este estudio se realiza un localizador en tres planos para localizar la anatomía y luego empezamos el estudio. En este caso el protocolo a utilizar es el siguiente:
CORTES AXIALES CON LA SECUENCIA GRADIENTE ECO POTENCIADA EN T2
Yo particularmente, suelo empezar siempre por estos cortes, porque estas imagenes me ayudan mucho para poder realizar las secuencias en otros planos.
En este caso observaremos la articulación del hombro, músculos, tendones, cápsula articular, etc
En las siguientes imagenes se aprecia muy bien el tendón del bíceps en la hendidura bicipital, una imagen líquida (hiperseñal) fuera de la articulación del hombro y anterior, así como una pequeña hiperseñal en la cabeza humeral.


CORTES CORONALES CON LA SECUENCIA SPIN ECO POTENCIADA EN T2
Con la ayuda de las imagenes anteriores y las localizadoras, programamos esta secuencia. Obteniendo el siguiente resultado.
Además de ver todas las estructuras anatómicas de la articulación del hombro, nos llama la atención una pequeñas imágenes de hiperseñal (líquida) en la cabeza del húmero.



CORTES CORONALES CON LA SECUENCIA FSE POTENCIADA EN DENSIDAD PROTÓNICA CON SATURACIÓN DE LA GRASA.
Esta secuencia se planifica exactamente igual que la anterior, la mayoría de los aparatos nos permiten copiar una secuencia exactamente igual a otra ya realizada.
En esta imagenes que les muestro se confirma al suprimir la grasa que las imagenes con hiperseñal que se veían en las secuencias anteriores, en forma de puntos en la cabeza del húmero siguen siendo hiperintensas con lo cual es líquido, pero la grande que se veía en la cabeza del húmero, aparece ahora negra (hipointensa) lo que sugiere que la imagen es
acumulo de grasa intraóseo.


CORTES SAGITALES EN SECUENCIA FSE POTENCIADA EN DENSIDAD PROTÓNICA
Esta secuencia se planifica utilizando las imagenes anteriores axiales y coronales.
En ellas se observa el sagital puro de la articulación, así como la lateralidad de húmero y escápula viéndose la imagen en " y" de la escápula. Esta secuencia se utiliza sobre todo para localizar partes anatómicas.